CONSEJOS DE SALUD

¿Qué es la tirotoxicoxis?

El exceso de concentración de hormonas tiroideas en la sangre que ocasiona un conjunto de manifestaciones clínicas, fisiológicas y bioquímicas debido a la exposición de los tejidos a concentraciones e

¿QUÉ ES LA TIROTOXICOXIS?
El término tirotoxicosis es definido como el exceso de concentración de hormonas tiroideas en la sangre que ocasiona un conjunto de manifestaciones clínicas, fisiológicas y bioquímicas debido a la exposición de los tejidos a concentraciones excesivas de hormonas tiroideas. Suele utilizarse el término hipertiroidismo para englobar aquellos trastornos que cursan con hiperfunción mantenida de la glándula, mientras que el término tirotoxicosis engloba todos los casos en donde el exceso hormonal detectado en sangre no tiene como fuente necesaria a la glándula tiroidea.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE TIROTOXICOSIS?
La tirotoxicosis no es una única enfermedad, sino que aparece como consecuencia de causas múltiples, entre las más importantes por frecuencia son las producidas por enfermedades que cursan con aumento sostenido de producción de hormonas tiroideas por la glándula tiroides (Hipertiroidismo primario). Raramente la hiperfunción tiroidea aparece como consecuencia de una liberación excesiva de TSH, (Hipertiroidismo secundario) en relación con tumores hipofisarios (Tirotrofinomas) o con Resistencia hipofisaria a la hormona tiroidea.
El hipertiroidismo primario se debe en la gran mayoría de los casos al efecto de anticuerpos estimuladores tiroideos de origen autoinmune, como ocurre en la Enfermedad de Graves, y en raros casos por hormonas placentarias estimulantes tiroideas como ocurre con los Tumores trofoblásticos. También puede ocurrir como consecuencia de la hiperfunción autónoma de parte del tejido tiroideo, como en los denominados Bocios uni o multinodulares (llamados “tóxicos”). La tirotoxicosis puede estar originada en trastornos que cursan con alteraciones del almacenamiento hormonal, como sucede en la Tiroiditis subaguda y en la Tiroiditis crónica con tirotoxicosis transitoria, donde existe liberación excesiva de hormona tiroidea como consecuencia del proceso inflamatorio de forma transitoria. También puede producirse por niveles excesivos de hormonas elaboradas fuera de la tiroides como ocurre en presencia de tejido tiroideo ectópico como en Metástasis de cáncer de tiroides y el Struma Ovárico. Finalmente, puede haber niveles altos de hormonas tiroideas de origen exógeno, como en la Tirotoxicosis facticia a la cual nos referiremos en este artículo exclusivamente.

¿QUÉ ES LA TIROTOXICOSIS FACTICIA?
El término tirotoxicosis facticia (TF) se define como la tirotoxicosis causada por la ingestión de hormona tiroidea exógena en dosis suprafisiológicas. Puede ser de forma intencionada, habitualmente en pacientes con trastornos psiquiátricos, o de manera accidental como ocurrió históricamente por consumo de tejido tiroideo animal contaminado (“tirotoxicosis por hamburguesas”) o por supresión hormonal exagerada en pacientes tratados por carcinomas tiroideos. Otra posible causa es el uso inapropiado de hormona tiroidea para el tratamiento de la obesidad, la depresión o la infertilidad.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE LA TF?
Clínicamente la TF no difiere de los hipertiroidismos de origen tiroideo, pero en general no se acompaña de oftalmopatía ni hipertrofia de la glándula. Temblores, diarreas, desasosiego, aumento de sudoración, insomnio, pérdida de peso, palpitaciones y otras manifestaciones cardiovasculares como fibrilación auricular, son los hallazgos más frecuentes. El hipertiroidismo suele ser bien tolerado a pesar de las tan altas concentraciones de hormonas tiroideas.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA LA TF?
El diagnóstico puede ser dificultoso. El laboratorio muestra inhibición de TSH, con valores altos de T3 y T4, dependiendo del preparado responsable del desorden. Cuando se sospecha la presencia de TF, el valor de tiroglobulina es muy importante ya que se encuentra disminuida o es indetectable, a diferencia de tirotoxicosis causadas por otras causas (Enfermedad de Graves-Basedow, struma ovárico o tiroiditis subaguda) donde los valores son normales o elevados. La captación de Iodo 131 o Tecnecio 99 se encuentra disminuida o ausente y la ecografía muestra reducción de la vascularización tiroidea.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA TF?
En la mayoría de los pacientes, el ajuste de dosis o la suspensión de los preparados hormonales son suficientes para normalizar los tests funcionales. En aquellos que ingieren subrepticiamente las hormonas tiroideas por trastornos alimentarios o enfermedades psiquiátricas el tratamiento es más dificultoso pudiendo necesitar asistencia psicológica. En casos de severa intoxicación los ß-bloqueantes o glucocorticoides pueden ser útiles. Lavajes gástricos, emesis inducida y ocasionalmente plasmaféresis y exsanguineo-transfusión pueden ser considerados luego de ingestas agudas de grandes cantidades hormonales.

» Otros Consejos de Salud