CONSEJOS DE SALUD

Manos limpias en 20 segundos

Sanatorio Allende

Mantener las manos limpias es la medida más rápida, efectiva y económica para evitar enfermedades. Incorporá a tu rutina y a la de toda tu familia este hábito sencillo y saludable.

La importancia de la higiene de manos radica principalmente en que es la primera línea de defensa frente a los gérmenes y es la mejor forma de prevenir la propagación y transmisión de enfermedades frecuentes, tales como diarrea, hepatitis, gripe, neumonía, meningitis o aquellas transmitidas por alimentos.

Las manos se encuentran en contacto permanente con gran cantidad de bacterias, las cuales se transmiten de un lugar a otro. Por esta razón, mantenerlas limpias es uno de los hábitos más importantes para prevenir enfermedades. El hecho de que las manos no parezcan sucias, es decir, que no presenten a “simple vista” manchas, no significa que se encuentren libres de microbios, los cuales son “invisibles” para la vista humana.

¿Cuándo se deben limpiar las manos? 
• Cuando las vea sucias. 
• Luego de ir al baño o de cambiar pañales.  
• Después de estornudar, limpiarse la nariz o toser. 
• Antes y después de manipular alimentos y de comer.
• Después de tener contacto con fluidos corporales, como sangre u orina.
• Luego de tener contacto con objetos como dinero, llaves, pasamanos.
• Después de haber estado en contacto con animales o sus desechos. • Al llegar a casa, luego del trabajo o la escuela.
• Después de tocar carne cruda.
• Antes y después de atender un enfermo o herido.

Para un lavado de manos adecuado se recomienda utilizar agua y jabón, ya que es la mejor manera de reducir los microbios. En el caso de no contar con ello, puede utilizarse alcohol (en gel o líquido) que contenga al menos 60% de alcohol.

¿Cómo lavarse las manos? 
Dejar correr agua limpia, pasando jabón en toda la superficie de manos y dedos. Frotar las manos durante 20 segundos aproximadamente. Enjuagar bien debajo del agua y secarse con toalla de papel o toalla de manos seca.

¿Cómo deben usarse los productos a base de alcohol? 
Colocar el producto en la palma de una mano y frotar todas las superficies de las manos y dedos hasta que el producto se haya absorbido completamente. Es importante recordar que el alcohol en gel no reemplaza el lavado con agua y jabón, sobre todo cuando existe suciedad visible.

La higiene de las manos es un hábito que debe forjarse en el hogar desde temprana edad. Incorporar el lavado de manos con agua y jabón como parte de la rutina de los niños depende, básicamente, de dos factores: que vean a sus padres lavarse las manos, y que se diviertan, ya que los niños aprenden a través del juego.

Sanatorio Allende cuenta con un Servicio de Infectología y con un Comité de Prevención de Infecciones que se encarga de promover y aumentar la tasa de adherencia a la higiene de manos mediante campañas y capacitaciones continuas.

No debemos subestimar la importancia de la higiene de manos. Sólo 20 segundos son suficientes para prevenir infecciones frecuentes y mantenernos saludables.

» Otros Consejos de Salud