CONSEJOS DE SALUD

Fibrilación auricular: cuando tu corazón se acelera

Desde Sanatorio Allende te contamos sobre un avance en la tecnología para el tratamiento de esta arritmia, que es de consulta frecuente en Cardiología.

Nuestro corazón trabaja constantemente, sin cesar, aportándonos la vida. Y, paradójicamente, cuando lo sentimos latir nos asalta la preocupación: "¿Tendremos una arritmia?" Utilizamos dicha expresión con frecuencia... pero ¿qué significa realmente? Se trata de cualquier desviación del ritmo normal del corazón, ya sea en forma de latidos irregulares o, que tratándose de un latimiento regular, éste resulta exageradamente lento o rápido. En situación de normalidad el corazón trabaja a distintas frecuencias de acuerdo a lo que el cuerpo y mente necesitan. Puede variar en un adulto, siendo normal, de unos 50 latidos por minutos en reposo, a 180 durante ejercicios intensos.

Pero las mismas cifras indican anormalidad cuando no corresponden a las necesidades del organismo. Las arritmias de frecuencia baja se denominan “bradicardias” y aquellas con frecuencias elevadas, “taquicardias”. Las bradicardias suelen manifestarse con fatiga, somnolencia, mareos e incluso desmayos. Las taquicardias provocan la sensación de que el corazón trabaja muy rápido y de forma inesperada para la actividad física que se está realizando en ese momento.

Entre las arritmias más frecuentes en la consulta cardiológica se encuentra la Fibrilación auricular. Además de poder presentarse en diversas enfermedades del corazón, también puede suceder en personas jóvenes sin enfermedad cardíaca alguna, y va incrementando su presencia a medida que envejecemos. Con la Fibrilación Auricular el corazón late en forma irregular y generalmente rápido. Sus síntomas suelen ser muy molestos como, por ejemplo, el percibir el latido del corazón en forma rápida e irregular, falta de aire y fatiga. Puede llevar a la insuficiencia cardíaca y ser causa de accidentes cerebrovasculares al poder, en algunas circunstancias, formarse coágulos en el interior del propio corazón y, desprendiéndose del mismo, alojarse en el cerebro.

Su tratamiento es muy polifacético, siendo fundamentales el control de la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, apnea del sueño, tóxicos como el tabaco, alcohol y drogas ilícitas. A lo anterior sumamos fármacos antiarrítmicos, anticoagulantes, prótesis intracardíacas para evitar la formación de coágulos en el interior del mismo y el tratamiento por cateterismo denominado Estudio electrofisiológico y ablación por radiofrecuencia, utilizando la tecnología que nos ocupa en esta nota.

Esta larga denominación significa un único procedimiento, cuya denominación genérica es “cateterismo cardíaco”. Es una práctica con la utilización de catéteres, introducidos generalmente por las venas y/o arterias de la ingle, que llegan al interior del corazón para analizar su actividad eléctrica. Son realizados con anestesia general y duran de dos a cuatro horas. A las pocas horas de finalizado el procedimiento el paciente es dado de alta y puede retomar sus tareas habituales. 

En él se utiliza una compleja tecnología denominada Sistema de mapeo electro-anatómico, que permite construir mapas de la verdadera anatomía del paciente estudiado y de las corrientes eléctricas de las paredes de su corazón, integrando toda la información en imágenes tridimensionales en tiempo real. Una vez determinado el mecanismo y la ubicación del área "culpable" de la arritmia, por medio de un catéter se transmite radiofrecuencia para "cauterizar" y anular eléctricamente dicha área.

 


Esta terapia resulta totalmente curativa de la arritmia en ciertas oportunidades, tanto de la Fibrilación Auricular como de otras variadas formas de arritmias complejas o potencialmente graves. No es para todos los pacientes que padecen Fibrilación Auricular. Tiene sus indicaciones y contraindicaciones, las cuales deben ser precisadas por un  cardiólogo en consonancia con el especialista en arritmias.

La Unidad de Arritmias complejas del Sanatorio Allende dispone de esta tecnología desde 2011 e incorporó a fines de 2018 un nuevo modelo de equipo (ENSITE VELOCITY CARDIAC MAPPING SYSTEM), el primero de este tipo en el país. Este equipo permite “fabricar” la verdadera, real anatomía y corrientes eléctricas del corazón en estudio, con el objeto de determinar el área culpable de la arritmia a tratar, con más rapidez y más precisión que los modelos ya existentes en nuestro medio. Esto conlleva más seguridad para el paciente y más posibilidades de tener éxito con el tratamiento.

» Otros Consejos de Salud