CONSEJOS DE SALUD

Reconstruir los tejidos a través de la microcirugía

Desde Sanatorio Allende te contamos sobre esta técnica y su aporte funcional y estético, que permiten devolver la forma y las funciones a los diferentes tejidos tratados.

Siendo una técnica médica revolucionaria que comenzó hace décadas, la microcirugía se popularizó con los avances técnicos y tecnológicos de los últimos años. Esta permite la unión entre estructuras milimétricas o inframilimétricas, como nervios, vasos sanguíneos y linfáticos, y por tanto, la reparación de tejidos lesionados y defectos en cualquier parte del cuerpo. Para ello, se requiere de un equipo médico altamente capacitado, instrumentos de gran precisión y aparatología de alta complejidad como microscopios con capacidad de ampliar el campo visual entre 6 y 40 veces. Es posible emplear esta técnica en situaciones de urgencia o en intervenciones programadas, tanto en niños como en adultos.  

Las reparaciones nerviosas permiten regenerar los nervios lesionados con el fin de devolverle al paciente la sensibilidad y/o la función muscular perdida. En cuanto a las uniones vasculares, estas restablecen el flujo sanguíneo y el aporte de nutrientes a tejidos que fueran amputados ya sea por un trauma o que fueran transferidos desde otra parte del cuerpo para reconstruir un defecto, el cual recibe el nombre de autotrasplante. En otros casos, la transferencia también puede originarse desde otra persona genéticamente diferente, llamado alotrasplante.  

Para transferir tejidos desde sitios distantes, es necesario desconectarlos de su vascularización e inervación en el sitio donante y reconectarlos en el sitio receptor (cabeza y cuello, miembros superiores o inferiores, tórax, mama, abdomen, genitales, entre otros). Los tejidos trasplantados pueden incluir piel, grasa, músculos, hueso y/o ganglios linfáticos, y estos pueden ser transferidos de forma conjunta o individual dependiendo de las necesidades de cada reconstrucción. Inclusive los músculos pueden transferirse como unidades funcionales para reemplazar movimientos perdidos por lesiones nerviosas o musculares.  

Cada caso clínico varía de acuerdo a una serie de factores, como la localización de la lesión, la cantidad y el tipo de tejido a transferir.

 


Si bien la microcirugía reconstructiva tiene un campo de acción muy amplio, tiene un desarrollo importante en la especialidad de Cirugía Plástica Reparadora y en Traumatología. Los procedimientos de reconstrucción microquirúrgica incluyen, entre otros, el reimplante de tejidos mutilados por trauma, reconstrucción de nervios periféricos (parálisis facial y parálisis del plexo braquial), reconstrucción del conducto deferente (reversión de la vasectomía en el hombre), tratamiento de anomalías congénitas, tratamiento del linfedema (inflamación en un brazo o pierna por la obstrucción del sistema linfático) y reconstrucción de defectos de partes blandas u óseas provocadas por trauma, infecciones, tumores u otras causas en cualquier parte del cuerpo (reconstrucción de mama, miembros, cabeza y cuello, tórax, abdomen, genitales). 

En casos seleccionados, la microcirugía reconstructiva pretende ofrecer la mejor opción terapéutica funcional y estética.  

Es importante tener en cuenta que cada paciente debe ser evaluado e informado acerca de sus alternativas terapéuticas. Por ello, es necesario consultar con un profesional que evalúe diversos factores como la disponibilidad de sitios donantes, las características del defecto, las enfermedades asociadas de cada paciente así como otras alternativas terapéuticas, para poder dar la mejor recomendación en cada caso. 

El Sanatorio Allende cuenta con profesionales capacitados en todas las áreas de la microcirugía reconstructiva que pueden brindarle información personalizada sobre el tratamiento más adecuado para cada paciente.

» Otros Consejos de Salud