CONSEJOS DE SALUD

Revolución láser para el tratamiento de la próstata

Desde Sanatorio Allende te contamos sobre esta nueva técnica y los beneficios para el paciente: menor tiempo de internación, reducción del dolor y recuperación rápida.

Es normal que, a partir de cierta edad, los hombres comiencen a consultar sobre diferentes problemas relacionados con la próstata. Esta glándula interna está situada delante del recto y debajo de la vejiga y su principal función, junto a los testículos y las vesículas seminales, es producir semen.  

En su estado original, la próstata tiene el tamaño de una nuez. Sin embargo, los hombres mayores a 50 años pueden llegar a experimentar un crecimiento de la glándula, denominada hiperplasia prostática benigna. Al suceder esto, la próstata comprime la uretra provocando ciertos síntomas puntuales: micción (orina) débil, dificultad para orinar, necesidad de ir rápido y numerosas veces al baño durante el día y la noche, pérdida de orina, entre otros síntomas que afectan la calidad de vida del paciente.  

La aparición de los síntomas no se manifiesta de la misma manera en todos los casos. Por esta razón, ante la presencia de alguno de ellos es importante realizar una consulta médica.

 

Al agrandar su tamaño, la principal consecuencia es la obstrucción de la orina. Cuando esto ocurre, y la afección avanza, se pueden producir complicaciones más severas, como no poder orinar y requerir la colocación de una sonda de urgencia, sangrado en la orina, piedras en la vejiga, infecciones frecuentes y, en algunos casos, daño crónico del riñón.


Láser en el quirófano 

En los últimos años, el desarrollo de la tecnología médica y la capacitación de profesionales ofrece tratamientos quirúrgicos cada vez menos invasivos, realizando cirugías a través de los conductos naturales, como la uretra (orificio en la punta del pene por donde se hace pis) sin producir ninguna incisión.
 


El Servicio de Urología del Sanatorio Allende de sede Nueva Córdoba cuenta con un láser (Holmium Lumenis 100 Watt) que permite realizar procedimientos en forma mínimamente invasiva, como la enucleación prostática. Este equipamiento trata diversas patologías, principalmente, los cálculos (piedras) del aparato urinario y el agrandamiento de la próstata. En el caso de este último, la técnica que se realiza consiste en separar el crecimiento prostático (adenoma) con el láser y luego extraerlo al exterior, con otro aparato llamado morcelador y cuya función es triturar y quitar el exceso de la glándula a través de la uretra.  

Esta intervención, que dura 90 minutos aproximadamente, reemplaza a la cirugía abierta tradicional, obteniendo resultados similares pero con múltiples ventajas para el paciente: alivio de los síntomas, reducción del tiempo de internación, recuperación rápida, menor dolor luego de la cirugía y disminución de la pérdida de sangre. 

El nuevo método quirúrgico no solo mejora la visualización del cirujano a la hora de realizar el procedimiento, sino que también permite una excelente coagulación del paciente y le permite retomar su actividad cotidiana en aproximadamente 15 días.
 

Luego de realizar la intervención, se le coloca al paciente una sonda en la vejiga y se lo lleva a su habitación para hacer reposo. Unas horas después, el paciente ya puede tomar líquidos y comer con normalidad. Generalmente, el tiempo de internación es de dos noches, es decir entre 36 y 48 horas después de la cirugía.  

Mientras el paciente permanece internado, se le retira la sonda y se espera a que pueda orinar por sí sólo para poder indicarle el alta y continuar con el reposo sugerido en su domicilio. Si bien las complicaciones pos quirúrgicas son poco frecuentes, es necesario prestarle atención al sangrado y al surgimiento de alguna infección para consultarlo con un profesional que pueda determinar los pasos a seguir para la pronta y segura recuperación.  

Continuando con la misión del Sanatorio Allende, de brindar una atención de calidad a sus pacientes, la adquisición de nuevas tecnologías y la capacitación del equipo médico del Servicio de Urología permiten que las múltiples cirugías que se realizan para el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna se efectúen de manera exitosa.

» Otros Consejos de Salud