No sólo no es poca la relación sino que la misma resulta sumamente importante. Esto se debe a que la numerosa fauna que habita nuestros mares, tales como el salmón, la trucha, la sardina y el atún entre otros, contienen ácidos grasos omega 3, los cuales son conocidos como polinsaturados y monoinsaturados.

Los omega 3 son unidades básicas esenciales de las grasas polinsaturadas que se incorporan a la membrana celular, lugar donde ejercen un notable efecto sobre la fluidez, la función receptora y la actividad enzimática. Además, al ser precursores de prostaglandinas 3, tromboxano 3 y leucotrieno 5 tienen una participación muy activa en ciertas cuestiones de nuestro organismo:

*Generan efectos antiinflamatorios y antitrombóticos
*Mejoran la función endotelial
*Disminuyen los triglicéridos
*Colaboran con las medidas correctivas para disminuir la presión arterial, mejorando la disponibilidad del óxido nítrico que participa en la vasodilatación arterial
*Estabilizan la membrana de las células del corazón al poseer propiedades anti-arrítmicas
*En relación a la diabetes, se han realizado nuevas observaciones que establecen que mejoran los ligandos activadores, los cuales a su vez estimulan la diferenciación de los preadipocitos en adipocitos, generando un aumento de receptores de insulina y reduciendo la resistencia a la misma

En los últimos años, importantes trabajos científicos de investigación han concluido en el vínculo existente entre el riesgo cardiovascular y los ácidos grasos omega-3, los que no son producidos por el organismo y por ende, deben ser introducidos a través de la dieta. En este sentido, tanto la Sociedad Americana del Corazón como la Sociedad Europea de Cardiología aconsejan el consumo de pescado. La "dosis" ideal sería 2 porciones de salmón, trucha, sardina, caballa o atún una vez a la semana.


Información Útil


Notas Relacionadas

Endoscopía: un estudio en boca de todos

noviembre 9, 2018

2 de Abril: Día Mundial sobre Concientización del Autismo

mayo 6, 2019

¿Cómo prevenir el Cáncer de Cuello Uterino?

mayo 6, 2019