Unidad de Trasplante Cardíaco 

 

Cuando el tratamiento médico para la insuficiencia cardíaca terminal refractaria agotó las posibilidades de mejorar la calidad y la expectativa de vida de los pacientes que tienen esta patología, el trasplante cardíaco se presenta como la única alternativa posible. Este procedimiento consiste en reemplazar el corazón enfermo por el de un donante que falleció por una causa no cardiológica.

 

El Trasplante Cardíaco es el tratamiento más eficaz para aquellos pacientes que sufren insuficiencia cardíaca terminal refractaria la cual no puede ser tratada a través de alternativas terapéuticas convencionales y/o quirúrgicas.

 

La Unidad de Trasplante Cardíaco realiza el diagnóstico y seguimiento pacientes adultos y pediátricos con fallo cardíaco. Esto permite conocer sus causas para optar por el tratamiento más adecuado teniendo en cuenta la edad del paciente, antecedentes familiares, patologías preexistentes, entre otros factores, con el objetivo de conseguir la curación o la mejoría de su función cardíaca.

 

Las especialidades médicas que intervienen en la Unidad son Cirugía Cardíaca, Cirugía General, Cardiología, Hemodinamia y Enfermería.

 

Desde 2006 a la actualidad realizamos, en promedio, 7 trasplantes anuales y desde el inicio de la pandemia a la fecha 9 en total.