La cefalea tensional es uno de los trastornos más habituales en Neurología. Factores como el estrés y la falta o exceso de sueño podrían predisponer su desarrollo. Conozca los síntomas principales, cómo diferenciarlo de una migraña y cuáles son los tratamientos.

La cefalea tensional es la causa más frecuente de dolor de cabeza primario junto a la migraña y la cefalea en racimos. Se caracteriza por provocar una sensación de banda o vincha apretada alrededor de la cabeza, y algo que tira desde la región de posterior del cuello.

Puede afectar a adolescentes y adultos, y representa el 86% de los casos que padecen cefalea.

Como su nombre lo indica, el dolor es tensional y de carácter opresivo. Principalmente, se manifiesta en el cuello y puede extenderse hacia los hombros. Sin embargo, también puede experimentar dolor en los músculos de la cara y cuero cabelludo.

Las cefaleas tensionales rara vez son graves y generalmente no interfieren con las actividades diarias. Pueden ir de leve a moderada o ser una cefalea tensional crónica cuando tiene más veces al mes.

Si bien, el origen de esta afección es desconocido, se observa su presencia en personas con estrés físico o emocional, consumo de alcohol o cafeína, deshidratación, fatiga, trastornos del sueño  o esfuerzos excesivos.

¿Cómo se manifiesta la cefalea en el cuerpo?

Los síntomas y signos de la cefalea tensional son los siguientes:

  • Dolor de cabeza y sensación de opresión o tensión en la frente o a ambos lados de la cabeza y la parte de atrás o nuca.
  • Sensación de pesadez o sueño en los ojos, o detrás de ellos.

Además, puede presentar otros síntomas menos frecuentes como, dolor al presionar las sienes, descanso no reparador, insomnio, cansancio, irritabilidad, dificultad para concentrarse o dolores musculares cervicales o generalizados.

Cefalea y migraña: ¿sabés cómo diferenciarlos?

A diferencia de la migraña, la cefalea tensional no se vincula a alteraciones visuales, náuseas ni vómitos. Aunque la actividad física normalmente agrava el dolor de la migraña, no empeora el dolor causado por el dolor de cabeza tensional. Conocé sus diferencias:

Cómo distinguir la cefalea tensional de la migraña. Foto: Sanatorio Allende.

Existen tratamientos farmacológicos (analgésicos) y no farmacológicos (técnicas de relajación, actividad física aeróbica, fisioterapia) que se complementan entre sí para tratar esta afección. En ocasiones es necesario realizar tratamientos preventivos, pero esto sólo se indica cuando los episodios son crónicos.

Recomendaciones para prevenir la aparición de cefalea tensional

Las técnicas de relajación han demostrado ser útiles, y además es importante:

  • Descansar lo suficiente.
  • No fumar.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Comer con regularidad y equilibradamente.
  • Beber abundante agua.
  • Limitar el consumo de alcohol, la cafeína y el azúcar.
  • Incorporar terapia física como así también ejercicios posturales.

En el caso de consumir gran cantidad de analgésicos por semana, o si estos no están siendo efectivos, es recomendable que consulte con un especialista en neurología. El médico podrá disipar dudas sobre el tema y determinar un tratamiento adecuado.

Nuestro servicio de Neurología Adultos está conformado por profesionales altamente especializados quienes se dedican al diagnóstico y tratamiento de las distintas patologías que afectan al sistema nervioso, a los músculos y a la circulación encefálica.

Servicio de Neurología Adultos  – Sanatorio Allende.


Información Útil

Neurología Adultos

Nueva Córdoba / Cerro


Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

4º Piso

Mapa
Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1º Piso

Mapa

Notas Relacionadas

Mindfulness: ¿cómo puede ayudar a liberar cargas de estrés?

noviembre 1, 2022

¿Cómo recuperar el olfato y el gusto perdidos por COVID-19?

junio 16, 2022

¿Qué es la afasia y cuál es su tratamiento?

abril 18, 2022