Las hernias afectan tanto a hombres como a mujeres por igual, y estas alteraciones pueden producir dolor, molestias y complicaciones si no son tratadas a tiempo.

Una hernia es la salida de algún órgano o tejido a través de la pared que lo contiene (“el contenido a través del continente”). Las hernias constan de un continente o saco herniario, un contenido (órgano o tejido) y un orificio a través del cual sale dicho contenido.

Esta amplia definición se aplica a cualquier tipo de hernia. En el caso de las hernias de la pared abdominal, las más frecuentes son las umbilicales e inguinales. Sin embargo, hay otras como las epigástricas, crurales, de Spiegel, etc. que son menos habituales. La aparición de hernias se puede deber a:

  • Factores predisponentes, como la debilidad de los tejidos en ciertos sitios anatómicos del cuerpo humano.
  • Factores desencadenantes, como la realización de esfuerzos relacionados a tareas laborales o actividades deportivas.

Las hernias en la pared abdominal, que salen por el lugar donde en el pasado se hizo una operación, se llaman eventraciones.

El síntoma más común de las hernias es la presencia de una hinchazón que, en general, es blanda. Suelen estar localizadas en alguna zona específica, con forma esférica y pueden ser de varios tamaños. Asimismo, pueden llegar a producir molestias y a veces dolor leve. Sin embargo, es raro que produzcan dolores intensos. Cuando esto ocurre suele deberse a una complicación de la hernia.

Las complicaciones ocurren cuando el contenido de la hernia queda atrapado dentro de la misma, interrumpiendo y/o alterando la irrigación sanguínea del órgano afectado. Esto constituye una situación de peligro inminente para la salud y requiere de una consulta urgente.

Las hernias se diagnostican a través del examen físico, aunque a veces es necesario realizar estudios por imágenes, como ecografía y tomografía.

El tratamiento es siempre quirúrgico. La cirugía consiste en reintroducir la hernia y clausurar el orificio herniario. En la mayoría de los casos mediante la utilización de una prótesis de polipropileno. Asimismo, se suele utilizar anestesia local o regional (rara vez anestesia general). El postoperatorio es habitualmente poco doloroso y, al cabo de 10-15 días, el paciente vuelve a la actividad habitual, con algunas pocas restricciones.

Los profesionales que integran nuestro Servicio de Cirugía General disponen de todas las herramientas necesarias para realizar el diagnóstico y tratamiento de las hernias.


Información Útil

Cirugía General

Nueva Córdoba / Cerro


Edificio Nueva Córdoba

 Obispo Oro 42 - Córdoba - X5000JHGQ Independencia 757 - Córdoba - X5000JHGQ

6º Piso

Mapa
Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

Planta Baja

Mapa

Notas Relacionadas

Cómo el avance de la tecnología mejora las técnicas quirúrgicas

junio 21, 2022

Centro de entrenamiento y simulación: la nueva herramienta de educación médica

diciembre 7, 2021

¿Cuáles son los síntomas de apendicitis?

noviembre 25, 2020