Cuatro de cada 5 personas va a experimentar dolor de espalda a lo largo de su vida. La consulta con un especialista es fundamental para diagnosticar afecciones y tratarlas a tiempo.

El dolor lumbar recibe el nombre de lumbalgia, lumbago o dolor de espalda baja y es una de las afecciones más comunes en la población. Aunque la lumbalgia puede ser bastante debilitante y dolorosa, aproximadamente, el 90% de los casos es temporal y el dolor mejora sin necesidad de cirugía. 

Ahora bien, existe un porcentaje de personas (50% de los pacientes) que han sufrido este trastorno y mantienen episodios recurrentes en el plazo de un año, volviéndose una de las consultas más habituales en el consultorio de traumatología.

¿Cómo se manifiesta el dolor lumbar?

Los síntomas pueden aparecer repentinamente o gradualmente. 

  • Dolor agudo o sordo en la parte baja de la espalda. Puede irradiarse hacia la parte inferior o posterior de las piernas (ciática).
  • Rigidez y disminución del movimiento: dificultad para mover o enderezar la espalda (envaramiento). Es posible sentir una necesidad por caminar o estirarse. 
  • Problemas de postura: la espalda puede verse plana en lugar de curvada, resultando difícil a la persona estar erguida. Puede pararse "torcido" o doblado, con el torso hacia un lado en lugar de estar alineado con la columna (posición antiálgica). 
  • Espasmos musculares: después de una distensión, los músculos de la parte baja de la espalda pueden tener espasmos o contraerse sin control. Esto puede causar un dolor extremo que imposibilita estar de pie, caminar o moverse.

 


Las mujeres corren más riesgo que los hombres de padecer dolor lumbar, debido a factores hormonales.


Algunas actividades diarias y mala postura pueden causar dolor de espalda. A continuación, algunos consejos para evitar estos episodios: 

Qué NO hacer:
  • Inclinarse hacia adelante.
  • Estar de pie o sentado durante mucho tiempo.
  • Posturas inadecuadas al dormir. 
  • Postura incorrecta al conducir o utilizar la computadora.
  • Mantener un estilo de vida sedentario.

 

Qué hacer:
  • Manténgase activo y realice actividad física.
  • Si está mucho tiempo sentado, puede levantarse cada 45 min para estirar y elongar. 
  • Utilice calzado cómodo. 
  • Fortalezca los músculos abdominales ejercitando el Core con ejercicios de pilates y otros programas de ejercicios. 
  • Mantenga un peso saludable: el exceso de peso ejerce presión sobre las vértebras y los discos.
  • Levantar pesos de la manera correcta y con cuidado: para evitar lesiones, levante con las piernas (no con la espalda). Sostenga objetos pesados cerca del cuerpo. Evite torcer el torso mientras se levanta.

 

Dolor agudo o sordo en la parte baja de la espalda / Sanatorio Allende

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Algunas personas tienen más probabilidades de tener dolor de espalda que otras. Sin embargo, son diversos los factores que intervienen y las condiciones que permiten la aparición de una lumbalgia o dolor lumbar. 

  • Edad, peso y salud general: con el paso de los años, los discos tienden a debilitarse y desgastarse provocando dolor y rigidez. Por su parte, el exceso de peso ejerce presión sobre las articulaciones y los discos. 
  • Distensiones, esguinces y fracturas: son las causas más comunes de dolor de espalda. Además, los huesos de la columna pueden lesionarse durante un accidente automovilístico o una caída. 
  • Problemas de disco, estructurales, forma anormal de la columna.
  • Osteoporosis: la osteoporosis puede causar dolor lumbar ya que es una condición que hace que los huesos se vuelvan quebradizos y porosos. 
  • Artritis: la osteoartritis es el tipo más común de artritis que causa dolor en la parte baja de la espalda.
  • Espondilitis Anquilosante: causa dolor lumbar, inflamación y rigidez en la columna.
  • Dolor en la articulación sacroilíaca.
  • Tumores de columna, infecciones y varios tipos de cáncer pueden causar dolor lumbar. 
  • Patologías no relacionadas con la columna: cálculos renales o aneurisma de la arteria aorta abdominal también pueden provocar dolor de espalda baja. Este dolor puede ser el resultado de depresión y ansiedad.

 

¿Cuándo es el dolor lumbar una emergencia?

Aunque la mayoría de los episodios de dolor lumbar desaparecen por sí solos, hay ocasiones en las que debe buscar atención médica de inmediato:

  • Accidente, lesión u otro trauma.
  • Fiebre, pérdida de peso inexplicable, pérdida de apetito.
  • Debilidad en las piernas y/o los pies.
  • Incapacidad para controlar la orina y las heces o retención urinaria.
  • Historia previa de cáncer. 
  • Dolor intenso, constante, de repente o progresivamente empeora y/o no desaparece
  • Dolor que interrumpe el sueño.
  • Síndrome de Cauda Equina : compresión del haz de nervios debajo de la médula espinal en la columna lumbar.

 

Muchas personas viven con dolor lumbar. La rigidez, el dolor y el movimiento limitado pueden tener un gran impacto en la calidad de vida. Varios tratamientos pueden aliviar el dolor y ayudarlo a moverse mejor.

Dr. Pablo Nicolas Ortiz - Departamento de Cirugía Espinal

Servicio de Traumatología y Ortopedia  - Sanatorio Allende 


Información Útil

Traumatología y Ortopedia

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

2°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

1°piso

Mapa

Notas Relacionadas

Cirugía robótica en Ortopedia en el Sanatorio Allende

mayo 5, 2022

Cirugía para juanetes: dudas frecuentes sobre la intervención

noviembre 8, 2021

Cervicalgia: sus causas más frecuentes y cómo tratarlo

julio 8, 2021