Contamos con el equipo especializado en Ginecología para realizar una ecografía en cada etapa del embarazo. El control  es una fase indispensable y fundamental y gracias a las técnicas no invasivas, se puede obtener información muy importante en la etapa prenatal. 

En la medicina actual, las estrategias de salud están enfocadas en la prevención y para ello, resultan imprescindibles los diagnósticos precoces. En el caso de la mujer embarazada, los exámenes de ultrasonido son realizados para detectar los casos de mayor riesgo de problemas maternos o fetales. Además, tienen como objetivo más específico obtener una apreciación de las características y conformación general del bebé, placenta y líquido amniótico.

Al realizar estas evaluaciones se puede:

  • determinar con precisión el crecimiento y desarrollo normal in útero,
  • estimar la edad gestacional, el peso y la talla del bebé y a la vez,
  • proyectar ese peso fetal al momento del parto.

 

Nuestro servicio de Ginecología cuenta con una Unidad de Medicina Fetal conformada por un equipo especializado e interdisciplinario que cuida a la mamá en cada ecografía durante el embarazo. El acompañamiento en integral por parte de todos los especialistas.

Se suelen realizar tres ecografías de rutina a lo largo del embarazo. Una en cada trimestre. En ocasiones también se realiza una en las primeras semanas de gestación (ecografía de viabilidad), que suele ser vaginal, para confirmar el embarazo. Las otras tres son por vía abdominal.

Primer trimestre del embarazo: los primeros estudios

El primer examen es la Ecografía de 11-14 semanas y se realiza generalmente por vía abdominal.

El objetivo de la ecografía en este trimestre es:

  • confirmar la edad de gestación,
  • evaluar la anatomía para así descartar malformaciones importantes,
  • definir riesgo de presentar algún defecto cromosómico,
  • evaluar el riesgo materno de presentar hipertensión gestacional (Preeclampsia)  o tener un recién nacido de bajo peso.

 

La Unidad de Medicina Fetal determina el riesgo que tiene cada bebe de presentar alguna anomalía cromosómica (genética), mediante la medición de diferentes marcadores, siendo el más importante el espesor del tejido de la región nucal o translucencia nucal. Estos datos se combinan con los antecedentes de cada mamá y los resultados de una prueba específica de laboratorio, para poder así brindar un riesgo personalizado.

Segundo trimestre: ecografía Scan Morfológico

Esta ecografía se realiza entre las semanas 20 a 22 del embarazo.

El objetivo de este examen es:

  • evaluar en detalle la anatomía fetal,
  • confirmar el adecuado crecimiento y el sexo del bebé,
  • definir la posición de la placenta.

 

Durante la realización de esta ecografía también puede medirse el Doppler de las arterias uterinas y el cuello del útero.

La medición del flujo que pasa a través de las arterias uterinas permite entender cómo está funcionando la placenta y se usa para valorar el riesgo de algunas complicaciones del embarazo como la pre-eclampsia (hipertensión del embarazo) o retraso de crecimiento intrauterino (alteraciones de crecimiento del bebé).

La medición del cérvix o cuello uterino sirve para estimar el riesgo de parto prematuro.

En un turno de Ginecología, se realizó la Evaluación del Sistema Nervioso Central fetal a través de una ecografía morfológica durante el embarazo. Foto: Depositphotos / Sanatorio Allende

Tercer trimestre del embarazo: ¡la última ecografía!

Se denomina de Crecimiento y Bienestar Fetal y se efectúa habitualmente entre las 31- 32 y las 35- 37 semanas de gestación.

Además, de volver a revisar la anatomía fetal, nuestros especialistas de Ginecología determinan mediante esta ecografía el adecuado crecimiento fetal, para poder realizar una proyección de peso al término del embarazo. Se revisa la placenta, el cordón umbilical y el líquido amniótico, y se puede obtener valiosa información para el parto determinando la posición fetal.

Especialista de Ginecología muestra una Ecografía 4D durante el embarazo para conocer la cara del bebé y evaluar la anatomía y el crecimiento fetal.  Foto: Depositphotos / Sanatorio Allende

La ecografía ha marcado un antes y un después en el control del embarazo. Es una prueba prenatal muy importante por la cantidad de información que es capaz de ofrecer.

Es una técnica sencilla, inocua e indolora. No implica radiación ni exposición, por lo que es una práctica segura tanto para la embarazada como para el bebé.

 

Unidad de Medicina Fetal  – Sanatorio Allende

 


Información Útil

Ginecología y Obstetricia

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

2° piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

2° piso

Mapa

Notas Relacionadas

Cáncer de mama: derribando las dudas más frecuentes

octubre 5, 2022

Lactancia materna: ¿cómo puede ayudar una puericultora?

agosto 1, 2022

Semana del Parto Respetado: el cuidado y el respeto de la maternidad

mayo 17, 2022