Nos re-preguntamos : ¿Cómo soy (cambios en el cuerpo);¿Quién soy?¡yo! …no la señora, la esposa , la empleada, la dueña, la maestra ¡YO, ser humano!;Y…finalmente…¿Quién seré? (Cómo sigue la historia)

Muchos son los interrogantes que tenemos a partir de los 40 años con respecto a nuestra salud, nuestra fertilidad , nuestra sexualidad y demás.

Se acepta que quienes estamos entre los 40 y 60 años de edad estamos transcurriendo ” la mitad de la vida”.

Somos personas adultas que nos encontramos en un momento de cambios: biológicos, psicológicos y sociales : es una etapa de “crisis” equiparable o comparable con la adolescencia:

Nos re-preguntamos : ¿Cómo soy (cambios en el cuerpo);¿Quién soy?¡yo! …no la señora, la esposa , la empleada, la dueña, la maestra ¡YO, ser humano!;Y…finalmente…¿Quién seré? (Cómo sigue la historia)

Empecemos por definir de qué estamos hablando:

CLIMATERIO: es el período que se caracteriza por la claudicación ovárica. Así de simple: los ovarios al nacer, tienen una potencialidad determinada, y en un momento dado comienzan a “agotarse” es cuando comienzan los síntomas del climaterio y progresivamente disminuye la capacidad reproductiva hasta finalizar totalmente.

MENOPAUSIA: es la fecha de la última menstruación. En nuestro medio ocurre comúnmente alrededor de los 50 años. Es un diagnóstico que se hace de modo retrospectivo: luego de 12 períodos (1 año )sin menstruar.

¿Cómo sé que estoy en climaterio?

Habitualmente son las primeras irregularidades del ciclo lo que nos hacen pensar que estamos entrando en ésta etapa: menstruaciones abundantes, que se alternan con meses de ausencia, o varios sangrados en el mismo mes para luego retomar el ritmo habitual son indicadores a tener en cuenta.

¿Qué síntomas pueden aparecer con la menopausia?

A corto plazo:

  • Sofocos.
  • Insomnio.
  • Trastornos psicológicos: mal humor, angustia , ansiedad, irritabilidad.
  • Dificultad en la concentración: aprendizaje y memoria.
  • Sequedad de la piel y de las mucosas.
  • Disminución del deseo sexual.

A largo plazo:

  • Mayor riesgo de enfermedades cardiovascular.
  • Mayor riesgo de osteoporosis.
  • Mayor riesgo de padecer otras enfermedades: hipotiroidismo , diabetes, hipertensión arterial, artrosis, cáncer, Alzheimer etc)

Sepamos que la Menopausia NO es una enfermedad: es un proceso que debemos transitar y adaptarnos a ésta nueva realidad que es vivir sin esperar los ciclos menstruales.

Recordemos, que la expectativa de vida para la mujer, es hoy de 80 años, o sea que viviremos los próximos 30 años con esta situación hormonal: sin ciclos menstruales.

La menopausia ocurre en rodas las mujeres, cada una la vivirá de modos diferentes según su historia: su personalidad, su familia, como lo vivió su madre, sus afectos, sus vínculos , su compromiso laboral.

¿Qué puedo hacer para sentirme mejor?

Control con su ginecólogo una vez por año, con quién podrá compartir sus dudas y preocupaciones y será él quién sabrá adecuar los estudios necesarios y hacer el tratamiento más conveniente para cada paciente.

¿Existen alternativas no hormonales para el alivio de los síntomas? Si, existen.

Dentro de este grupo, las alternativas “naturales” son: por un lado los fitoestrogenos. Los más conocidos son las isoflavonas que se encuentran habitualmente en la soja y por otro la cimicifuga racemosa.

Dentro de las alternativas farmacológicas se encuentra la combinación B alanina/oxacepam: la B alanina es un aminoácido que actúa disminuyendo la dilatación de los vasos, y de esta manera reduce el enrojecimiento y calor; y el oxacepam por su parte es un sedante que actúa a nivel del sistema nervioso central.

Y por último se utilizan algunos antidepresivos como por ejemplo, venlafaxina y escitalopram, también útiles para los sofocos severos.

 ¿En qué consiste el tratamiento hormonal? 
 
 En la menopausia se produce la caída, fundamentalmente, de dos tipos de hormonas: estrógenos y progesterona. El tratamiento consiste en reemplazar, con medicación, a las mismas para evitar los efectos que produce su perdida. Hay muchos tipos de estrógenos disponibles, los cuales se pueden recibir de diferentes formas: en forma de comprimidos, parches, gel y óvulos. Cada uno de estos productos tiene sus ventajas y desventajas. Por otro lado la progesterona se puede administrar en forma de comprimidos o de óvulos. Otra alternativa hormonal sería una prohormona que es la tibolona. Al finalizar la consulta con la mujer climatérica, habitualmente recordamos los cuatro pilares. -Alimentarse bien: sano y rico en calcio. -Hacer actividad física programada 2 ó 3 hs semanales como mínimo. -NO fumar. -Tomar sol. Por último, recordemos, que es esta una etapa de la vida maravillosa, no la vivamos como un problema, sino como un desafío que merece ser transitado con alegría!

Información Útil

Ginecología y Obstetricia

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

2° piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Av. Hipólito Yrigoyen 384 - Córdoba - X5000JHGQ

2° piso

Mapa

Notas Relacionadas

La hipertensión en el embarazo: ¿puede afectar al bebé?

julio 8, 2019

Endometriosis: una enfermedad poco conocida entre mujeres

julio 15, 2019

Preparándome para ser mamá: el embarazo trimestre a trimestre

septiembre 5, 2019