La OMS reconoció al síndrome de Burnout como un fenómeno que afecta la salud en el contexto laboral. Cómo identificarlo y tratarlo.


El Síndrome de Burnout, también denominado síndrome del “trabajador quemado”, es un estado de agotamiento mental, emocional y físico que se presenta como consecuencia de exigencias agobiantes, estrés crónico e insatisfacción laboral.

En 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo reconoció como un fenómeno que afecta la salud exclusivamente en el contexto laboral. Fue incluido en la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas de Salud Conexos (CIE-11) dentro de aquellos motivos por los que las personas se ponen en contacto con los servicios de salud, pero que no se clasifican como enfermedades en sí mismas.

Si bien algunos sectores cuestionan la validez de estos cuadros como una relación negativa entre la actividad laboral y el concepto de enfermedad, poder identificar estos síntomas en forma temprana ayudaría a:

  • Evitar el avance de los mismos.
  • Mejorar la calidad de vida de quienes lo presentan.
  • Reducir el estigma frente a situaciones de salud mental.
  • Fomentar la consulta temprana con un especialista.

 

¿Por qué se produce el Síndrome de Burnout?

El síndrome de Burnout es un proceso, es decir, que ocurre en forma gradual. Puede iniciar con síntomas leves, incluso minimizados por quienes lo padecen, con posterior avance de los mismos en intensidad y frecuencia, llegando a afectar otras áreas de la vida personal y social.

Las principales manifestaciones del Síndrome son:

  • Sentimiento de agotamiento, fracaso e impotencia.
  • Baja autoestima.
  • Poca realización personal.
  • Estado de nerviosismo sostenido en el tiempo.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Dolor de cabeza.
  • Insomnio.
  • Bajo rendimiento.
  • Impaciencia e irritabilidad.

 

síndrome de burnoutPoder identificar y tratar estos síntomas de forma temprana ayuda a evitar el avance de los mismos. / Foto: Depositphotos

El diagnóstico del Síndrome de Burnout evalúa tres dimensiones:

Sentimientos de agotamiento o agotamiento de la energía exclusivamente en relación al ámbito ocupacional: sentir un aumento progresivo del cansancio y respuestas emocionales inadecuadas ante determinadas situaciones, como la irritabilidad o pérdida de disfrute respecto de la actividad realizada.

Aumento de la distancia mental del trabajo, o sentimientos de negativismo o cinismo relacionados con la actividad laboral que desempeña la persona: la llamada “despersonalización” hace referencia al desarrollo de actitudes y emociones negativas que evitan que la persona pueda involucrarse emocionalmente, llevando a “trabajar fríamente”.

Eficacia profesional reducida: esto puede incluir la pérdida de la confianza en sí mismo, autovaloración negativa, sentimientos de incapacidad al tener que tomar decisiones o iniciar una tarea.

Según distintos estudios realizados, este síndrome afecta, principalmente, a quienes se desempeñan en actividades que implican contacto permanente con otras personas: personal de salud, docentes, personal de atención al cliente y de áreas de servicios sociales. Sin embargo, esto no implica que otros sectores no se vean afectados.

En general, existe una mayor prevalencia del Síndrome de Burnout en mujeres, personas jóvenes y aquellos que se inician en la actividad laboral, al igual que en quienes no tienen pareja e hijos. También pueden influir característicos personales como un sentido alto de responsabilidad, autoexigencia, altas expectativas y gran capacidad de adaptación.

¿Cuáles son las alternativas para tratarlo?

Resulta fundamental poder identificar este grupo de síntomas a tiempo, allí radica la importancia de su conocimiento para poder consultar con un profesional de salud mental.

El tratamiento se centra en poder reducir el estrés y el registro de los síntomas auto percibidos. Asimismo, se busca fomentar hábitos para el manejo de la ansiedad, la puesta de límites en el contexto del trabajo y trabajar sobre las expectativas personales.

En aquellos casos donde se presentan síntomas marcados de ansiedad, depresión o trastornos del sueño asociados, es importante valorar si es necesario el uso de alguna medicación que ayude a disminuir dichos síntomas.

Servicio de Salud Mental.


Información Útil

Salud Mental

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

4°piso

Mapa

Notas Relacionadas

Trastorno Obsesivo Compulsivo: cuáles son principales síntomas

diciembre 8, 2022

¿Qué es el Estrés Post Traumático y cómo afrontarlo?

noviembre 8, 2022

Cuando la tristeza se oculta: ¿qué es la depresión enmascarada y sonriente?

octubre 10, 2022