Los pasajeros con problemas respiratorios son más sensibles a no tolerar este entorno de baja presión atmosférica y oxigenación. En algunos de estos pacientes se recomienda realizar un estudio llamado Test de Simulación de Altura.

Ya sea por vacaciones, trabajo, placer u obligación, millones de personas viajan en aerolíneas comerciales todos los años. Antes de planificar un vuelo, su médico de cabecera evalúe los antecedentes del paciente e indague sobre aquellas cuestiones que pueden agravarse durante el viaje. Si existen enfermedades respiratorias crónicas es importante realizar una consulta médica para que el profesional facilite las recomendaciones pertinentes y brinde asesoramiento respecto a posibles necesidades terapéuticas a bordo.

Los aviones comerciales vuelan entre 11.000 y 12.000 metros de altura. Cuanto mayor es la altura, menor es la presión atmosférica, y como el oxígeno es uno de los gases que la componen éste también será menor. Para poder crear un ambiente de presión y oxigenación viable, los aviones presurizan su interior (mantienen constante la presión) reteniendo y comprimiendo el aire externo. Aun así, dicha presión y por ende la oxigenación, es menor que la que normalmente existe en ciudades como Córdoba, lo cual facilita potenciales descompensaciones respiratorias.

Al momento de viajar debe considerarse el destino, la duración del vuelo, la experiencia en vuelos anteriores, el estado actual de la enfermedad y el tiempo transcurrido desde la última descompensación.

¿Qué es el Test de Simulación a la Hipoxia en Altura?

Esta prueba, realizada en nuestro Laboratorio de Neumonología, es un estudio en el cual se simula durante un tiempo prolongado (20 minutos) una condición de oxígeno similar a la que se presentará durante el vuelo. De acuerdo a cuál sea el resultado se determina si existe o no la necesidad de tratamiento con oxígeno. En caso de necesitarlo, el oxígeno puede proveerlo la aerolínea o el mismo paciente.

En la actualidad, se dispone de sistemas de oxigenación a batería (concentrador portátil de oxígeno) que pueden ser trasladados por los pacientes y utilizados durante el vuelo, siempre con previa autorización de la aerolínea.

Algunas recomendaciones para pasajeros con enfermedades respiratorias crónicas antes de volar:

  • Llevar la medicación que se pudiera necesitar en el equipaje de mano (principalmente los inhaladores de rescate). Aquellos medicamentos líquidos que excedan los 100ml. requieren de justificación médica por escrito.
  • Si el paciente tiene una alta dependencia tabáquica, puede consultar por tratamiento de reemplazo nicotínico.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y sedantes, los cuales son inhibidores de la respiración.
  • Incrementar la ingesta de líquidos, ya que en el interior del avión la humedad es baja.
  • Mantener la movilidad durante vuelos de larga duración. En el caso que se requiera oxígeno, tramitar con antelación su uso.

 

Una consulta médica previa y una preparación adecuada pueden minimizar riesgos durante el vuelo y hacer de tu viaje una experiencia más agradable.

Servicio de Neumonología - Sanatorio Allende

Información Útil

Neumonología

Nueva Córdoba / Cerro


Edificio Nueva Córdoba

 Obispo Oro 42 - Córdoba - X5000JHGQ Independencia 757 - Córdoba - X5000JHGQ

5º piso

Mapa
Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1º piso

Mapa

Notas Relacionadas

¿Conocés los efectos del tabaco en tu organismo?

mayo 31, 2022

Síndrome Post Covid-19: efectos a mediano y largo plazo

enero 13, 2022

Citología bronquial para respirar bien

agosto 10, 2020