La bipolaridad se caracteriza por cambios extremos en el estado de ánimo, episodios de manía o depresión. Profesionales de Salud Mental del Sanatorio Allende explican qué es, cómo identificarlo y cuáles son los tipos de tratamiento para esta enfermedad.

Es frecuente oír en una conversación cualquiera o hasta en un consultorio de salud tildar o definir a una persona como “bipolar” solo por el hecho de modificar o cambiar su humor de un momento a otro. Esto da lugar no solo a confusiones, sino que contribuye a acrecentar el estigma entorno al problema.

El Trastorno Bipolar NO es:

  • Un problema, exclusivamente, de la personalidad o del carácter, sino que tiene una base biológica.
  • Una enfermedad asociada a conductas violentas ni peligrosas.
  • Un inconveniente temporal u ocasional.
  • No tiene su causa principal en sucesos traumáticos durante la infancia. Estos pueden ser factores desencadenantes o influir en su evolución.

 

El Trastorno Bipolar SI es:

  • Una enfermedad crónica recurrente que se caracteriza por tener episodios maníacos o hipomaníacos, o episodios depresivos.
  • Una alteración en diversas esferas de la vida del paciente, fluctuando su energía, pensamiento, lenguaje, conducta y ritmos biológicos.
  • Una patología que, si bien puede ser controlada de forma adecuada, requiere de cuidados y tratamientos de forma permanente durante toda la vida.

 

Es fundamental comprender de qué se trata esta enfermedad e identificar los síntomas para consultar de manera temprana con un profesional de Salud Mental. Es así, que se podrá llegar a un diagnóstico lo más certero posible.

¿Cómo se manifiesta el Trastorno Bipolar?

Episodios maníacos o hipomaníacos

La diferencia entre ambos radica en la gravedad y el tiempo de permanencia de los síntomas. La persona con Trastorno Bipolar puede experimentar:

  • Aumento del humor (euforia)
  • Exceso de energía habitual
  • Aceleración del pensamiento con tendencia a no poder parar de hablar
  • Alteraciones del sueño (dormir menos) y del apetito,
  • Conductas riesgosas para si o terceros (hipersexualidad, gastos excesivos)
  • Optimismo extremadamente exagerado.

 

Episodios depresivos

Cuando los siguientes síntomas perduran por más de dos semanas, es señal de depresión. Entre ellos:

  • Ánimo triste.
  • Disminución del interés y del placer.
  • Desmotivación.
  • Disminución de la voluntad.
  • Tendencia al cansancio o falta de energía.
  • Alteraciones del apetito y del sueño.
  • Dificultad para mantener la atención.
  • Pensamientos negativos y pesimistas.
  • Ideas relacionadas al final de la vida (suicidio).

 

Tanto los episodios de manía o hipomanía y depresivos se presentan en un determinado período de tiempo afectando la calidad de vida de la persona o de su entorno en varias áreas (laboral, social, familiar, personal, económica). Afecta a personas de todas las edades, pero suele comenzar alrededor de la adolescencia o en la juventud temprana prolongándose a lo largo de la vida. Estudios demuestran que aparece con más frecuencia en mujeres que en hombres.

Ánimo triste y desmotivación, son síntomas de un episodio depresivo. Foto: Depositphotos. / Sanatorio Allende.

“Creemos importantísimo desmitificar a las personas que padecen trastorno bipolar y al resto de las enfermedades mentales, ya que entendemos que un diagnóstico no es una etiqueta, si no que nombrar una entidad que padece una persona y así brindarle las herramientas para un desarrollo lo óptimo posible.” Expresa el equipo de Salud mental del Sanatorio Allende.

¿En qué consiste el tratamiento?

En una primera etapa, el profesional deberá abordar al paciente a través del diagnóstico. Esta herramienta es fundamental, ya que le brinda al profesional toda la información sobre el pronóstico y evolución posible del cuadro, arribando en el tratamiento más adecuado para el paciente.

En todos los casos, se buscará estabilizar la enfermedad del paciente. Generalmente, los tres pilares del tratamiento son:

  • Medicación psicofarmacológica, abordado por un psiquiatra.
  • Psicoterapia, tratamiento desde la psicología.
  • Psicoeducación con paciente y familiares.

 

El equipo de profesionales acompañará a la persona durante todo el proceso de reinserción a las áreas de su vida que se han visto afectadas, logrando que pueda transitarlas como cualquier otra persona.

Consultar a un médico, ante la presencia de algún síntoma de depresión o de manía es fundamental. El Trastorno Bipolar no mejora solo, debe recibir tratamiento por parte de un profesional. El Servicio de Salud Mental de Sanatorio Allende brinda atención psicológica y psiquiátrica a pacientes a través de un abordaje integral desde lo humano, ético, científico y tecnológico.

 

Equipo del Servicio de Salud Mental Sede Cerro– Sanatorio Allende


Información Útil

Salud Mental

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

4°piso

Mapa

Notas Relacionadas

¿Qué es el Estrés Post Traumático y cómo afrontarlo?

noviembre 8, 2022

Cuando la tristeza se oculta: ¿qué es la depresión enmascarada y sonriente?

octubre 10, 2022

¿Qué es un brote psicótico?

junio 13, 2022