Se trata de un nuevo paradigma que consiste en el acompañamiento de los pacientes internados en terapia intensiva y sus familiares, promoviendo el bienestar, la contención y la calidad de atención en los cuidados intensivos.

Desde hace varios años, el Sanatorio viene desarrollando un programa de Humanización de los Cuidados Intensivos en sede Cerro en el paciente y su familia. Este cambio de paradigma en la salud, en general, y en el ámbito de los cuidados intensivos, en particular, marca un antes y un después en la medicina asistencial.

El antiguo modelo en las terapias intensivas separaba al paciente de su ser querido e inclusive del equipo de médicos tratantes. Con el tiempo fue reemplazado por otro estándar de cuidados que contempla la apertura de las puertas de las terapias intensivas, flexibilizando los horarios de visita. Incluso, se cambió la palabra “visita” por “presencia familiar”.

La presencia física del familiar junto a la cama del paciente ayuda a su salud, por promover su bienestar, comunicación y confianza. Asimismo, permite al familiar implicarse en los cuidados del enfermo, como la alimentación, el aseo, etc. 

El acompañamiento de la familia en el proceso de la enfermedad ayuda a sobrellevar ciertas emociones que surgen dentro de las terapias como el miedo, la angustia, entre otras. En cuanto a las familias, acompañar al paciente reduce su ansiedad, depresión y estrés post traumático después de la hospitalización.

 

La presencia familiar es de suma importancia para la salud del paciente

La Humanización de los Cuidados Intensivos considera otras líneas estratégicas que también son importantes, como:

  • El desgaste profesional: cuidar al que cuida.
  • Arquitectura e infraestructura humanizada (privacidad, luz natural, sensor de sonido ambiental, reloj, televisión, etc.).
  • Seguimiento del alta hospitalaria del enfermo y su entorno familiar (síndrome post terapia intensiva).
  • Cuidados y acompañamiento en situaciones al final de la vida y controles de los síntomas físicos.

 

La presencia física de los familiares en el acompañamiento y cuidados a finales de la vida del paciente es posible con protocolos adecuados.

Un programa para humanizar los Cuidados Intensivos

El Programa de Humanización de los Cuidados Intensivos en sede Cerro posibilita la presencia de la familia en la Unidad de Terapia Intensiva durante el proceso de internación del paciente. Esto implica que los familiares asuman el rol de cuidadores más que el de visitantes. 

Como dijo Albert Jovell, médico y paciente oncológico, que lo supo expresar de manera contundente: “Yo ya acepto que no me van a curar, pero me costaría aceptar que no me van a cuidar”. Nuestro Sanatorio cuenta con equipos de profesionales que trabajan día a día en brindar una atención de calidad al paciente.

 

Doctor Gustavo Bongiorni - Servicio de Medicina Crítica (Cuidados Intensivos). 


Información Útil

Medicina Crítica (Cuidados Intensivos)

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

2°piso

Mapa

Notas Relacionadas

Síndrome Post Cuidados Intensivos: el desafío luego del alta

diciembre 21, 2021

Hemodiafiltración continua: una técnica novedosa para pacientes críticos en Córdoba

agosto 25, 2021

Politraumatismos: una epidemia desatendida

junio 5, 2019