Nuestra Historia

En 1938 el Prof. Dr. Guillermo Allende finaliza su formación como Doctor en el exterior, regresa a Córdoba y funda el Sanatorio Allende con el objetivo de brindar a todas las familias cordobesas, y del país, servicios médicos de alta calidad asistencial a través de un staff de profesionales de reconocida trayectoria profesional y altamente sensibilizado con las necesidades de sus pacientes.

 

A partir de entonces, convencidos y comprometidos con esta filosofía de trabajo, el Sanatorio fue creciendo paso a paso, incorporando médicos, equipamiento, e infraestructura, acompañando el avance y la especialización de distintas áreas de la salud.

 

La primera sede del Sanatorio comenzó a funcionar en un edificio ubicado en Av. Hipólito Yrigoyen 384, en barrio Nueva Córdoba. Luego, a los pocos años, se realizó la primera gran ampliación de esta primera sede y se inauguró un nuevo edificio, ubicado en Obispo Oro 40, que permitió mejorar la oferta de servicios y aumentar la capacidad de los mismos. Asimismo, se incorporaron nuevos consultorios y salas de internación para la atención de casos de alta complejidad.

 

En 1973, a raíz del fallecimiento del fundador, asumen la dirección de la institución sus hijos, el Prof. Dr. Guillermo Luis Allende y el Prof. Dr. Bartolomé Allende. Ambos aceptaron esta gran responsabilidad manteniendo la misión de brindar la máxima calidad en el cuidado de todos sus pacientes, comprometidos a mantener y potenciar una institución que brinde servicios de medicina de calidad.

 

A lo largo del tiempo, se continuó con la política de crecimiento constante y se inauguró un nuevo edificio, ubicado en Obispo Oro 50, donde se reubicaron gran parte de los consultorios y se mejoraron ediliciamente y asistencialmente las áreas de internado, quirófanos y de cuidados intensivos. Estos avances acompañaron el gran crecimiento de los profesionales que forman parte del Sanatorio, quienes comenzaron a formar especialistas a través de residencias médicas.

 

En concordancia con la evolución del sistema de salud en Argentina, en 1992, el Sanatorio Allende incursiona en el sistema de medicina prepaga en asociación con Medicus. 

 

En 1993, se creó el Comité de Capacitación y Docencia quien es actualmente el responsable de ordenar y supervisar toda la actividad docente del Sanatorio Allende. La institución formadora de las Carreras de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba UNC, Universidad Católica de Córdoba, UCC y de la Universidad de Buenos Aires, UBA. 

 

En lo que a especializaciones se refiere, además de las residencias médicas reconocidas por el Consejo Médico en 1997, se creó la primera Carrera de Especialización en este centro, que cuenta con más de 21 Carreras Universitarias de Especialización, todas ellas evaluadas y acreditadas por CONEAU y el Ministerio de Educación de la Nación.

 

A razón de este gran crecimiento, en 1997 se decidió empezar a trabajar en la planificación estratégica del Sanatorio pensando en su proyección en los siguientes 20 años. Los ejes principales se basaron en potenciar la alta complejidad, profundizar la política de calidad y focalizar la asistencia en la experiencia del paciente dentro del Sanatorio como un ser integral. Esto implicó una planificación a largo plazo, organizando y reestructurando de toda la institución. En relación a esto, se diseñó un Master Plan que permitió alcanzar cada uno de los objetivos planteados. Se unificó y diseñó el Sanatorio Allende como institución polivalente por completo, construyendo un nuevo edificio que nucleó todas las prestaciones y servicios  desde Diagnóstico por Imágenes, Guardia Central, quirófanos, hasta las áreas críticas de UTI, UCO, Neonatología y partos, mejorando y haciendo crecer el sector de internado en salas comunes. 

 

En 2003, luego del fallecimiento del Dr. Guillermo Allende (h), la familia refuerza su compromiso por la Institución, y firman un protocolo de familia entre sus miembros a través del cual acordaron profundizar el camino elegido y  sostener la responsabilidad de brindar medicina y servicios de excelencia, teniendo a la sustentabilidad como requisito transversal a todos los procesos del Sanatorio. 

 

Con un objetivo bien definido como institución de salud, se decidió potenciar cada uno de los servicios acompañando la especialización de la medicina, lo que permitió organizar y garantizar tratamientos integrales del paciente mejorando su experiencia.

 

En 2006, se realizó una nueva planificación y un nuevo master plan, que incluyó la construcción de un edificio de 80 consultorios en la calle Independencia (barrio Nueva Córdoba) y la realización de un nuevo Sanatorio en zona norte.

 

Tras 7 años de trabajo, en 2011 se inauguró el Sanatorio Allende sede Cerro, el cual fue realizado en diferentes etapas, en constante crecimiento hasta 2018 donde se completó el master plan original para esta sede.

 

Para 2019, y pensando en un nuevo proyecto a largo plazo, se adquirió un predio sobre la Av. Circunvalación, donde se construirá un gran polo sanitario, que complemente los dos centros de salud existentes.

 

Visión

Córdoba – 1938: El Dr. Guillermo Allende funda el Sanatorio Allende con el propósito de brindar a todas las familias, tanto cordobesas como del resto del país, un servicio médico de alta calidad asistencial, a través de un cuerpo médico de reconocida jerarquía profesional y altamente sensibilizado con las necesidades de sus pacientes. Este proyecto significó un hito en la comunidad médica de la época, al propiciar la formación integral de excelencia de los profesionales del arte de curar. Propósito que después se hizo extensivo a la comunidad internacional.

Misión

Brindar la máxima calidad en el cuidado a todos sus pacientes, todos los días, a través de la práctica médica integral, a cargo de un equipo de profesionales altamente calificados tanto técnica como humanamente, con el soporte de una moderna infraestructura y tecnología de avanzada, a través de la investigación, capacitación y docencia de todos sus cuadros.

Valores

Idoneidad profesional

Comprende la práctica profesional, pericia, trabajo en equipo, docencia, eficiente administración y gestión al servicio de los principios humanitarios y cristianos de nuestra comunidad.

Familia

La conjunción de capitales cordobeses y el aporte de una fuerte tradición familiar aseguran compromiso, seguridad, tranquilidad, respuestas, garantías de calidad y servicio personalizado brindado por todos los integrantes de la Organización, ayudando de esta manera a la revitalización de la familia como célula básica de la sociedad.

Ética y respeto

Asegura una relación equitativa y responsable con la vida y la dignidad humana, para con el paciente y toda persona que se relacione con la Institución.

Compromiso con la calidad

Concebimos la calidad como la asunción de las necesidades de nuestros pacientes como nuestra necesidad. Por ello nos guía la constante búsqueda de la mejora continua de procesos que aseguran los más exigentes estándares, evaluando los resultados obtenidos a través de la crítica constructiva.

Responsabilidad Social

Asumimos el cuidado integral de nuestros pacientes y respondemos ante todos los integrantes de nuestra Organización, nuestros accionistas, nuestros proveedores y la comunidad. Asimismo colaboramos en programas asistenciales y de prevención en el cuidado de la salud.

Crecimiento Sustentable

El Sanatorio Allende, de capitales privados nacionales, no depende económicamente de ningún ente público. Esto nos compromete con la eficiencia traducida en rentabilidad y autonomía.

Generación de Conocimiento

A través de la permanente investigación, capacitación, formación y entrenamiento tanto científico como en los valores que nos distinguen en todas las áreas relacionadas con el arte de curar aseguramos el cuidado de nuestros pacientes con un trato cálido, acogedor y humano.

Nuestro Fundador

 

El Prof. Dr. Guillermo Allende nació el 2 de marzo de 1904 en Córdoba, Argentina.

Sus valores personales, sus principios de conducta y su ética lo caracterizaron como persona y como profesional de la medicina. Era un hombre bueno, justo, respetuoso, humilde y generoso, especialmente en la transmisión de conocimientos y en la formación médica. Amaba, valoraba y respetaba la libertad y con perseverancia y calidad humana, transformó cada uno de sus proyectos personales y profesionales en realidad.

Estudió de la carrera de Medicina en la Universidad Nacional de Córdoba, de la cual egresó en 1926 con el título de Doctor en Medicina y Cirugía.

En 1930 obtuvo una Beca de perfeccionamiento en Ortopedia y Traumatología en la Universidad de Bolonia (Italia), en el servicio del Profesor V. Putti, uno de los centros mundiales más reconocidos de la especialidad. Al finalizar su especialización en ese país, viajó a París (Francia) para continuar perfeccionándose.

En su regreso a nuestro país, se incorporó en el servicio de Cirugía General, dirigido por su hermano el Dr. Juan Martín Allende, en el Hospital Nacional de Clínicas y en el Hospital Español, compartiendo consultorio privado con su padre.

En 1937, el Prof. Dr. Guillermo Allende junto a su señora esposa María Celia Minetti comprendieron los grandes desafíos de la medicina del SXX y soñaron con crear un centro médico que marcara una diferencia por la calidad de sus servicios en Córdoba. Con dedicación, esfuerzo y trabajo  fundaron el Sanatorio Allende. Abrió sus puertas en Hipolto Yrigoyen 384,en la ciudad de Córdoba, en lo que fuera la casa familiar adaptada a tal fin.

Desde la fundación hasta su muerte, dirigió el Sanatorio Allende, que creció de forma ininterrumpida, tanto en la parte edilicia como asistencial y científica, incorporando a los mejores profesionales y tecnología de avanzada, bases para la permanencia de una institución médica.

Sus valores, su misión y su visión se hacen presentes en los miembros de su familia, quienes hoy llevan adelante la gran responsabilidad y compromiso de hacer del Sanatorio Allende la institución médica polivalente más importante de Córdoba.