La afasia provoca la incapacidad total o parcial para relacionarse con otras personas. A continuación, realizamos un abordaje integral sobre esta enfermedad, que recientemente fue diagnosticada al actor Bruce Willis.

El descubrimiento de este trastorno del lenguaje data del S.XIX cuando la anatomía y el estudio de la mente acaban por fusionarse.

“Los hombres deberían saber que del cerebro y sólo del cerebro, surgen nuestros placeres, alegrías, risas y bromas, así como nuestras tristezas” Hipócrates

¿Qué es la afasia?

Es un problema médico causado por un daño en aquellas partes del cerebro responsables del lenguaje. Por lo general, aparece de repente y es el resultado de una lesión en la cabeza o un ataque cerebro vascular (ACV). Es importante remarcar, que los factores de riesgo de este último, también son factores de riesgo para afasia.

Sin embargo, puede desarrollarse poco a poco, como el caso de un tumor en el cerebro o una enfermedad neurológica progresiva, como el Alzheimer.

Cuando los vasos sanguíneos se dañan, impiden el flujo normal de sangre provocando la muerte de algunas células del cerebro que al no recibir la cantidad de sangre normal, pierden oxígeno y nutrientes importantes para su funcionamiento.

La población con factores de riesgo vasculares como hipertensión arterial, obesidad, dislipemia, tabaquismo, serían un grupo de riesgo.

En general es una alteración que afecta a personas adultas de mediana edad o mayores, pero cualquier grupo etario puede tenerla, incluso niños pequeños. Hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de tener afasia.

Tipos o patrones de afasia

Factores como el alcance del daño cerebral (por ejemplo en ataques isquémicos transitorios) y el tamaño de la lesión definen el tipo de afasia y a veces su duración.
Existen dos grandes categorías de afasia: fluente y no fluente. Dentro de estos grupos hay varios tipos:

Afasia integral o fluente también llamada afasia de Wernicke

Puede resultar de un daño en el lóbulo temporal. Las personas que sufren esta afasia pueden hablar con facilidad y fluidez usando oraciones largas y completas que no tienen sentido o contienen palabras irreconocibles, incorrectas o innecesarias. En general, les cuesta comprender el lenguaje oral y suelen no darse cuenta de que los demás no lo entienden.

Afasia expresiva o no fluente, también llamada afasia de Broca.

Es el tipo más común. Se produce por lesiones del lóbulo frontal y es frecuente que se asocie a alteraciones motoras del brazo y pierna derecha. Las personas con este patrón de afasia pueden comprender lo que dicen los demás mejor de lo que pueden expresarse ellas. A las personas con este patrón de afasia les cuesta expresarse, hablan en oraciones muy cortas y omiten palabras. Por ejemplo, una persona podría decir "querer comida" o "caminar parque hoy".

Por su parte, el interlocutor normalmente puede entender el significado, pero las personas con este patrón de afasia suelen estar al tanto de su dificultad para comunicarse y podrían sentirse frustradas.

Otro tipo de afasia no fluente es la afasia global

Es causada por daño de grandes porciones de las áreas del cerebro relacionadas con el lenguaje. Las personas con afasia global, ven su habla y comprensión del lenguaje extremadamente limitados. Es posible que ni siquiera puedan decir unas pocas palabras o repitan las mismas palabras o frases una y otra vez. Pueden tener problemas incluso para entender palabras y oraciones sencillas.

¿Cómo se diagnostica?

Lo más común es que el médico que trata a la persona por la lesión en el cerebro sea quien primero reconozca que tiene afasia. Se realizará una resonancia magnética o tomografía computarizada de cerebro para confirmar la lesión y conocer su ubicación exacta.

Por lo general se acompaña de una exploración integral del lenguaje con la colaboración de un especialista en fonoaudiología mediante una evaluación detallada de la capacidad de la persona para hablar, expresar ideas, llevar una conversación social, entender el idioma, leer y escribir.

Tratamiento: mejorar la capacidad de la persona para comunicarse

La terapia de la afasia tiene como objetivo ayudar al paciente a usar las habilidades del lenguaje que le quedan, recuperar la capacidad para hablar lo más posible, y aprender otras formas de comunicación, tales como gestos, imágenes o el uso de dispositivos electrónicos.

Como resultado de la rehabilitación, las personas con afasia a menudo ven enormes mejoras en sus habilidades de lenguaje y comunicación en los primeros meses, incluso sin tratamiento. Igualmente, hay muchos casos, que después de este período de recuperación inicial aún queda un poco de afasia.

Los avances en la investigación han demostrado que, las habilidades del lenguaje y de la comunicación continúan mejorando por muchos años y a veces logran una actividad nueva en el tejido cerebral cerca del área dañada.

Mientras que la terapia individual se centra en las necesidades específicas de la persona, la terapia de grupo ofrece la oportunidad de utilizar las nuevas habilidades de comunicación con un grupo pequeño de personas / Sanatorio Allende

Es importante mencionar que los avances de la tecnología ofrecen nuevas herramientas para los pacientes con afasia. Muchas veces se realiza rehabilitación fonoaudiológica virtual, brindándoles flexibilidad y comodidad, a la hora de recibir la terapia en sus hogares. Además, el uso de aplicaciones de generación de voz en aparatos móviles como las tabletas también puede servir como una forma alternativa de comunicarse.
Actividades como clubes de lectura, grupos de tecnología y clubes de arte y teatro son excelentes actividades que pueden acompañar el tratamiento. Estas experiencias ayudan a los pacientes a recuperar su confianza y la autoestima social, además de mejorar sus habilidades de comunicación.

El Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD) financia ensayos clínicos que están probando nuevos tratamientos para la afasia. Puede encontrar una lista de los ensayos clínicos activos sobre la afasia financiados por el NIDCD en https://ClinicalTrials.gov

Además, la participación de los familiares es una parte esencial en el tratamiento de la afasia, ya que pueden aprender la mejor manera de comunicarse con su ser querido. La familia puede:

  • participar de la rehabilitación,
  • aprender a expresarse con frases cortas y sencillas,
  • repetir el contenido de las palabras,
  • usar en forma escrita palabras clave para aclarar significado de otras palabras si es necesario,
  • animar a participar de las conversaciones,
  • compartir actividades en grupos de apoyo, como grupos de lectura por ejemplo.

 

¿Cuándo se debe visitar un médico?

Dado que la afasia suele ser un signo de un problema grave, como un accidente cerebrovascular, busca atención médica de emergencia si de repente manifiesta:

  • Dificultad para hablar
  • Problemas para comprender el habla
  • Dificultad para recordar palabras
  • Problemas para leer o escribir

Aún así, como otras veces el trastorno del lenguaje aparece en forma progresiva y lenta.

Debe tenerse en cuenta la presencia de otros síntomas como alteraciones de memoria o conductuales, u otras alteraciones sensoriales, que pueden alertar al médico sobre otras alteraciones neurológicas como por ejemplo enfermedades degenerativas como las demencias por ejemplo.

Nuestro servicio de Neurología Adultos está conformado por profesionales altamente especializados quienes se dedican al diagnóstico y tratamiento de las distintas patologías que afectan al sistema nervioso, a los músculos y a la circulación encefálica.

Dra. Ragno Graciela - Servicio de Neurología Adultos


Información Útil

Neurología Adultos

Nueva Córdoba / Cerro


Edificio Nueva Córdoba

 Obispo Oro 42 - Córdoba - X5000JHGQ Independencia 757 - Córdoba - X5000JHGQ

4º Piso

Mapa
Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1º Piso

Mapa

Notas Relacionadas

Trastornos del sueño: las afecciones más frecuentes y cómo detectarlas

agosto 3, 2022

¿Cómo recuperar el olfato y el gusto perdidos por COVID-19?

junio 16, 2022

Insomnio: ¿Cómo lograr el hábito del buen sueño?

marzo 28, 2022