El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en personas mayores de 60 años, aunque puede presentarse a cualquier edad. Desde Sanatorio Allende te contamos sus principales causas y alternativas terapéuticas para su tratamiento.


El glaucoma es una afección ocular que se caracteriza por el daño del nervio óptico seguido de la pérdida visual progresiva.

La mayoría de los glaucomas no presentan signos de alerta. Las consecuencias que producen se presentan de forma gradual al punto que es posible que el paciente no perciba un cambio en la visión hasta que la afección se encuentre en una etapa avanzada.

Teniendo en cuenta que no es posible recuperar la visión al 100% una vez detectado el glaucoma, es fundamental realizar exámenes oculares periódicos que incluyan mediciones de la presión ocular para realizar un diagnóstico temprano y tratarlo de forma adecuada.

Si se detecta el glaucoma en una etapa inicial, la pérdida total de la visión puede retrasarse.

Síntomas de glaucoma:

  • Puntos ciegos irregulares en la visión central o lateral (periférica).
  • Dolor de cabeza
  • Halos alrededor de las luces
  • Visión borrosa
  • Dolor ocular
  • Enrojecimiento de los ojos

 

 

Factores de riesgo del glaucoma

 

  • Tener presión intraocular alta
  • Ser mayor de 60 años
  • Antecedentes familiares de glaucoma
  • Tener patologías de base como diabetes, enfermedades cardíacas o hipertensión arterial.
  • Haber tenido una lesión en el ojo
  • Cirugías oculares previas
  • Tener miopía o hipermetropía
  • Utilizar gotas oftálmicas con corticoides durante un largo tiempo

 

¿Cómo prevenir la aparición de glaucomas?

 

Las siguientes recomendaciones pueden ayudar al paciente a detectar el glaucoma en su etapa inicial, lo que es fundamental para disminuir la velocidad de avance o prevenir la pérdida de la visión.

  • Realizar periódicamente exámenes de dilatación ocular.
  • Utilizar gotas oftálmicas solo con prescripción médica.
  • Conocer los antecedentes médicos oculares.

 

Tratamiento del glaucoma

El tratamiento del glaucoma puede implicar desde el uso de gotas oculares hasta una cirugía, dependiendo del estadio clínico de la enfermedad, la severidad del caso y la expectativa de vida del paciente.

Para conseguir la presión meta o el objetivo fijado pueden indicarse gotas oculares, ya sea a través de un único fármaco o utilizando hasta cuatro medicamentos como terapia médica máxima tolerada.

En casos de intolerancia a la medicación, en ciertos tipos de glaucomas puede utilizarse un tratamiento láser (Trabeculoplastia Láser Selectiva–SLT). Hoy es una terapia confiable por su nivel de seguridad y eficacia ya que elimina o disminuye la necesidad de gotas para controlar la presión sin producir efectos colaterales.

En los casos donde no es posible mantener estable la función y estructura del nervio óptico existen otras alternativas terapéuticas. La cirugía de cataratas con lente intraocular es una solución válida para determinados tipos de glaucoma.

Sin embargo, la técnica más utilizada para reducir la presión intraocular y mantener las funciones del nervio óptico es una intervención quirúrgica que mantiene el flujo de humor acuoso en un equilibrio permanente llamada “cirugía filtrante''.

La mayoría de los pacientes con glaucomas desconocen que padecen la afección. Por este motivo, es importante generar conciencia sobre el hábito de la consulta oftalmológica anual, especialmente a partir de los 40 años.

El éxito del tratamiento depende de un diagnóstico temprano y del cumplimiento del tratamiento y los controles indicados por el especialista.

Servicio de Oftalmología 


Información Útil

Oftalmología

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

 Obispo Oro 42 - Córdoba - X5000JHGQ Independencia 757 - Córdoba - X5000JHGQ

5º piso

Mapa

Notas Relacionadas

Cataratas: cuándo es necesario recurrir a la cirugía

octubre 12, 2021

Más tecnología para mejorar nuestra visión

marzo 19, 2021

Retinosis pigmentaria: ¿qué pasa con los ojos?

septiembre 28, 2020