Conocer e implementar el tratamiento adecuado para la diabetes, más su control constante evita que el paciente llegue a un cuadro de Hiperglucemia. A continuación, nuestro Servicio de Diabetes explica cómo identificarla y qué hacer.

Llevar un control frecuente de los niveles de azúcar en sangre es fundamental. Principalmente, porque la hiperglucemia (nivel alto de azúcar en sangre) puede provocar complicaciones agudas (como el coma diabético) o crónicas (luego de varios años, se ven afectados los ojos, riñones, nervios de las piernas, corazón, cerebro, y otros órganos).

En pacientes con diabetes, cuando el nivel de glucemia en sangre es superior a 130 miligramos por decilitro (mg/dl) antes de las comidas, o más de 180 mg/dl a las 2 horas luego de comer, se considera que el paciente está atravesando un cuadro de hiperglucemia. Y no es hasta ese momento que el paciente, presenta síntomas como:

  • Aumento en la sed
  • Necesidad de orinar con mayor frecuencia
  • Visión borrosa
  • Fatiga
    Dolor de cabeza
  • Pérdida de peso

 

Además, si no se trata la hiperglucemia, en algunos pacientes puede generar Cetoacidosis (acumulación de ácidos tóxicos en sangre y en orina). Los signos y síntomas incluyen: dolor abdominal, náuseas y vómitos, dificultad para respirar, aliento con olor a manzana, diferentes grados de deshidratación, desorientación, coma.


Valores para tener en cuenta a la hora de medir la glucemia / Sanatorio Allende

Cuatro pilares básicos del tratamiento de la Hiperglucemia

  • Alimentación saludable

Se debe lograr un equilibrio entre los alimentos que se consumen y la dosis de insulina, o hipoglucemiantes orales, indicada para cada paciente.

Una variedad de hábitos alimentarios como combinaciones de diferentes alimentos o grupos de alimentos son recomendables, como así también la reducción de la ingesta general de carbohidratos  (particularmente aquellos con azúcares añadidos y los cereales refinados).

Se aconseja elegir alimentos integrales en lugar de alimentos altamente procesados en la medida de lo posible, consumir variedad de verduras de todos los subgrupos, frutas especialmente enteras, productos lácteos bajos en grasas y una variedad de alimentos proteicos como las carnes y el huevo

  • Actividad física

Incluir ejercicio aeróbico, de resistencia y entrenamiento de flexibilidad y equilibrio. Algunos beneficios son inmediatos y otros se incorporan a lo largo del tiempo. Estos hábitos mejoran la calidad de sueño, el estado de ánimo, previenen caídas, reducen el riesgo cardiovascular, el aumento de peso, y ciertos tipos de cáncer.

Lograr un peso saludable a través de alimentación sana y la actividad física regular son factores importantes para evitar hiperglucemia

  • Medicación antidiabética

La dosis de la medicación depende de los resultados de la prueba de glucosa sanguínea y del tipo y la duración de la actividad física.

Actualmente existen cerca de 10 tipos de antidiabéticos orales y más de una docena de diferentes clases de insulina, además de diferentes dispositivos para medir el azúcar en la sangre y también para administrar insulina en forma continua (“bomba de insulina”).

Medir con frecuencia el nivel de azúcar en la sangre es una de las medidas preventivas que puede tomar para mantener la diabetes bajo control. Cada paciente debe consultar con su médico con qué frecuencia debe controlarla y cuáles deben ser sus niveles de glucemia.

Conozca cómo realizarse una automonitoreo haciendo clic aquí

  • Educación diabetológica

Adquirir los conocimientos y destrezas necesarias para el tratamiento de la enfermedad, consiguiendo un adecuado control de ella, para retrasar la aparición de complicaciones y disminuir la mortalidad asociada a esta patología.

Según el tipo de diabetes, la insulina y los medicamentos orales el tratamiento puede variar. Por lo tanto, es importante realizar los chequeos médicos necesarios.

¿Qué pasos debe seguir el paciente en caso de un cuadro de hiperglucemia?

  • Beber más agua de la habitual, incluso sin sed, para no deshidratarse.
  • Aumentar la frecuencia de los controles de glucemia en sangre.
  • No dejar nunca de ponerse la insulina o de tomar sus antidiabéticos orales.
  • Realizar actividad física para ayudar a disminuir los niveles de glucemia.

 

En caso de persistir el cuadro de hiperglucemia se recomienda contactarse con el médico de cabecera, quien evaluará si es necesario aumentar la dosis del tratamiento farmacológico durante 2-3 días más.

Servicio de Diabetes – Sanatorio Allende


Información Útil

Hematología

Nueva Córdoba


Edificio Nueva Córdoba

 Obispo Oro 42 - Córdoba - X5000JHGQ Independencia 757 - Córdoba - X5000JHGQ

7° Piso

Mapa

Notas Relacionadas

¿Qué pasa si me quedo embarazada y soy portadora de Hemofilia?

abril 21, 2022

Citometría de Flujo Multiparamétrica de nueva generación: técnica precisa y de alta sensibilidad para el estudio de células malignas en tumores hematológicos

abril 4, 2022

Donación de sangre luego de la pandemia por Covid-19

marzo 21, 2022