Suelen drenarse por sí solos de manera espontánea al cabo de una o dos semanas. Nuestros especialistas en Oftalmología explican sus causas y cuáles son las medidas de higiene recomendadas en estos casos.

Un orzuelo es la inflamación de una glándula del párpado, lugar donde aparece espontáneamente, en forma de protuberancia. Generalmente, crece en la parte exterior del párpado, pero a veces puede presentarse en la parte interna.

A esta afección la provocan unas bacterias llamadas estafilococos. Normalmente habitan en la piel o en la nariz, pero al entrar en contacto con el borde del párpado, pueden producir orzuelos.

¿Cómo se manifiestan los orzuelos y qué los produce?

Sus signos y síntomas más frecuentes son:

  • Una protuberancia en el párpado.
  • Dolor en el párpado superior o inferior.
  • Hinchazón de los párpados y la región del pómulo.

 

Si bien en la mayoría de los casos se presentan de forma espontánea, entre los factores predisponentes se encuentra la deficiente higiene de los párpados y patologías subyacentes como la blefaritis, la rosácea  y el acné.

  • Tocarse los ojos sin lavarse las manos.
  • Colocarse lentes de contacto sin desinfectarse o sin lavarse las manos previamente.
  • No retirar el maquillaje de los ojos antes de acostarte.
  • Usar productos cosméticos vencidos.
  • Dieta rica en lípidos.

 

En la mayoría de los casos, los orzuelos mejoran en 1 semana sin la intervención de ningún medicamento. Los que están fuera del párpado pueden tornarse amarillos y drenar pus. Por su parte, los internos que aparecen por dentro del párpado tienden a ser menos visibles y más dolorosos.

 

Si el orzuelo persiste, o es muy molesto, es necesario realizar una consulta con un médico oftalmólogo. Foto: Depositphotos / Sanatorio Allende

 

Habitualmente, se trata de una inflamación esporádica y única. Sin embargo, algunas personas desarrollan múltiples orzuelos simultáneamente, incluso en ambos ojos a la vez.

Para prevenir infecciones oculares se recomienda:

  • Lavar las manos de forma frecuente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.
  • Evitar tocarse los ojos.
  • No utilizar los maquillajes vencidos ni compartirlos para reducir el riesgo de infecciones oculares recurrentes.
  • Utilizar lentes de contacto limpias. Lavar bien las manos antes de manipularlas.

 

La mayoría de los orzuelos son inofensivos para el ojo y no afectan la capacidad visual.

¿Cuándo acudir a un médico?

Si el orzuelo persiste o es muy molesto es necesario realizar una consulta con un médico oftalmólogo. En el caso de que el paciente presente una inflamación dolorosa, que sangra o se propaga a otras partes de la cara, debe acudir al servicio de Guardia Central.

Los orzuelos suelen responder rápidamente al tratamiento con paños tibios y antibiótico tópico asociado a antinflamatorio (en gota o ungüento). En algunas situaciones particulares, puede ser necesario el tratamiento con antibióticos vía oral.

Por último, algunos orzuelos evolucionan a la forma fibrosa cicatrizal conocida como chalazión y puede ser necesario realizar un procedimiento quirúrgico para retirarlo.

 

Dr. Víctor Reviglio - Servicio de Oftalmología


Información Útil

Gastroenterología Hepatología y Videoendoscopía

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

1° piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

5° piso

Mapa

Notas Relacionadas

Hígado graso: qué es y cómo es su tratamiento

diciembre 22, 2022

Cuándo comer es un problema: ¿qué es la acalasia y cuál es su tratamiento?

noviembre 24, 2022

¿Qué puede estar indicando una disfunción del colon?

octubre 25, 2022