El implante coclear permite a las personas con hipoacusia o sordera grave volver a oír. Nuestro Sanatorio es pionero en implantes auditivos, realizando más de 40 implantes cocleares anualmente. Conocé de qué se trata esta intervención y cuáles son sus beneficios.

Tanto en niños como en adultos, la audición resulta esencial para diversos y numerosos aspectos de la vida. En el caso de los más pequeños, es fundamental para adquirir el lenguaje, el conocimiento y la socialización. En los adultos, las dificultades varían y dependen de la etapa de la vida en la que se produzca la pérdida auditiva. 

Pueden generarse y presentarse desde problemas físicos hasta inconvenientes sociales y psicológicos.

De acuerdo a lo publicado por la Organización Panamericana de Salud, más de 1.500 millones de personas en el mundo tienen pérdida auditiva. La falta de audición puede ser leve, moderada, grave o profunda, y afectar a uno o ambos oídos.

En la mayoría de los pacientes con sorderas graves se encuentra comprometida la cóclea (o caracol), ubicada en el oído interno. La cóclea contiene un órgano denominado Corti, el cual está compuesto por células ciliadas, encargadas de transformar las vibraciones del sonido en impulsos nerviosos hasta llegar al cerebro. En el caso de sorderas profundas, estas células se encuentran dañadas, lo que impide o limita la capacidad de oír.

¿En qué consiste el implante coclear?

Es un dispositivo que reemplaza a las células ciliadas destruidas y otorga audición a pacientes que nacen con problemas auditivos o a quienes, durante su vida y por algún motivo, sufren su pérdida.

Mediante la estimulación eléctrica de las fibras nerviosas de la cóclea, estos implantes permiten percibir el sonido y transportar la información al sistema nervioso central, encargado de procesar el mensaje auditivo.

El implante coclear está conformado por 2 componentes:

  1. Dispositivo interno:  se coloca por debajo de la piel mediante una pequeña incisión por detrás de la oreja.
  2. Dispositivo externo: capaz de capturar el sonido del ambiente y enviarlo a los mecanismos internos para su interpretación.

El procedimiento dura aproximadamente dos horas, requiere anestesia general y sólo implica los riesgos propios de cualquier intervención quirúrgica.

¿En quiénes es posible realizarlo?

Este implante puede ser utilizado en niños de pocos meses de vida que nacen con pérdida auditiva, habiendo detectado esta limitación antes de su primer año gracias a métodos de pesquisa auditiva neonatal. 

Sanatorio Allende cuenta con un Programa de alto riesgo de pérdida auditiva, en el cual los servicios de Pediatría, Neonatología y Otorrinolaringología trabajan de manera conjunta para evaluar y controlar de forma temprana tanto a niños nacidos en nuestra institución como a los que ingresan al Servicio de Pediatría y cumplen con los criterios de inclusión a dicho Programa.

El Servicio de Otorrinolaringología del Sanatorio Allende fue el primer centro en toda América en colocar un implante de estimulación electroacústica en el año 2006.

En el caso de los adultos, los implantes cocleares pueden ser utilizados en quienes fueron perdiendo su audición a causa de procesos crónicos patológicos del oído, tales como otitis crónica, trauma acústico, uso de medicamentos, entre otros.

Esta intervención resulta de alto rendimiento en:

  • Niños con pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda en ambos oídos. La edad de implantación puede ser desde tan sólo meses de vida, dependiendo de las circunstancias individuales y de las prácticas locales.
  • Adultos con pérdida auditiva neurosensorial de severa a profunda en ambos oídos.
  • Personas que obtienen un beneficio escaso o nulo con los audífonos.

Se considera que un paciente padece sordera severa cuando ha perdido entre 70 a 90 dB de audición. Si bien en estos casos existe cierta experiencia sonora, la voz se presenta alterada y sólo se pronuncian palabras sueltas. 

El médico otorrinolaringólogo y el audiólogo determinarán si un paciente es o no candidato para un implante coclear. Para ello se realizan previamente los estudios correspondientes para evaluar el tipo de pérdida auditiva y determinar el dispositivo más apropiado.

implante coclear

Este implante puede ser utilizado en niños de pocos meses de vida que nacen con pérdida auditiva. Fuente: Depostiphotos. 

Es importante que el paciente cuente con el apoyo de su familia y que participe en los programas de rehabilitación, para obtener el máximo beneficio. Este factor es esencial para garantizar la mejor experiencia auditiva mediante el implante. 

La rehabilitación es el proceso de aprendizaje en escuchar activamente con este implante. Practicar las capacidades auditivas el mayor tiempo es necesario, sobre todo en aquellos pacientes pre-locutorios, es decir, en quienes no poseen recuerdos auditivos y no adquirieron lenguaje por presentar una sordera de nacimiento o durante los primeros años de vida.

Gracias a los nuevos avances obtenidos en implantes cocleares, las prótesis resultan cada vez más modernas en cuanto a tamaño, tecnología, funcionalidad y limitaciones. Esto permite otorgar audición a una mayor cantidad de pacientes.

Dr. Mario Zernotti - Servicio de Otorrinolaringología


Información Útil

Otorrinolaringología

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

2°piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

3°piso

Mapa

Notas Relacionadas

Pérdida auditiva: ¿cuándo considerar un audífono y cuando un implante coclear?

marzo 27, 2024

¿Por qué es importante corregir el tabique desviado?

octubre 5, 2023

¿Qué problemas puede traer el uso inadecuado de auriculares?

junio 26, 2023