En la semana mundial de la lactancia, la OMS propone reflexionar sobre la importancia de distintos profesionales de la salud y familia acompañar y aconsejar a la familia en los primeros años de vida del niño. Sobre ello, especialistas del Sanatorio Allende nos explican las claves para evitar el destete precoz.

La Semana Mundial de la Lactancia Materna se celebra la primera semana de agosto de cada año, con el apoyo de la OMS, UNICEF, entre otras entidades de la salud referentes a nivel mundial, siendo el lema de este año "Amamantar y trabajar: ¡Hagamos que sea posible! En ese sentido, Sanatorio Allende se mantiene a la vanguardia profesional gracias a la incorporación de un consultorio capacitado en puericultura para acompañar y aconsejar a la familia durante el período pre y post natal.

La leche materna es el mejor alimento y el más completo que puede recibir tu hijo recién nacido. Le brinda todos los elementos que necesita para un crecimiento y desarrollo saludables.

Amamantar ayuda al bebé a incorporar cantidades adecuadas de carbohidratos, proteínas y grasas. Además proporciona vitaminas, hormonas y anticuerpos que ayudan a mejorar el sistema inmune del recién nacido protegiéndolo contra las enfermedades más comunes, hasta que sea capaz de formar sus propias defensas.

Los bebés amamantados no solo sufren menos enfermedades infecciosas (respiratorias, diarreas, etc.), sino que también tienen menos probabilidades de padecer, cuando sean grandes, enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y cáncer.

Desde el Servicio de Neonatología, en conjunto con el Servicio de Ginecología y Obstetricia y el Servicio de Pediatría del Sanatorio Allende, analizamos algunos aspectos clave de la vuelta al trabajo para evitar el destete precoz o iniciar una alimentación mixta solo por desconocimiento.

Semana de la lactancia: claves para un acompañamiento activo a las familias

Si bien cada situación es individual y conlleva una planificación personalizada, existen algunos lineamientos generales a tener en cuenta que son de vital importancia para evitar el abandono de la lactancia de manera precoz.

Se vuelve clave amamantar a su hijo directamente del pecho antes de dirigirse a su trabajo y en cuanto regrese, así como todo el tiempo que esté con él.

Al respecto existen diversas técnicas de extracción de leche, tanto manuales como con dispositivos mecánicos o eléctricos. La leche extraída en el ámbito laboral, será idealmente refrigerada durante la jornada, transportada en conservadora con refrigerantes y colocada en la heladera al regresar a casa (no en la puerta) y servirá para que tú bebé ingiera al día siguiente.

Cabe destacar que la leche se puede almacenar en recipientes plásticos aptos para alimentos, de vidrio con tapa plástica o bolsitas con cierre hermético específicas para ese fin.

La leche congelada en ocasiones huele a agria e incluso a rancio. Ese olor se atribuye a un cambio en la estructura de los lípidos. Aunque puede ocurrir que ocasionalmente algún niño la rechace, por lo general no es así y tampoco resulta perjudicial para el bebé.

Si no es aceptada, puede “escaldarse”, es decir calentar en recipiente limpio y en lo posible exclusivo, hasta que alcance 60° o que aparezcan burbujitas en los costados y posteriormente enfriar con hielo y congelar.

[caption id="attachment_135505" align="alignnone" width="1300"]semana de la lactancia 2023: amamantar y trabajar Si decidiera congelar la leche extraída recuerde fraccionar en pequeñas cantidades (50-100 cc) para evitar desperdicio.[/caption]

En cuanto a la cantidad y la frecuencia con la que el bebé se alimenta dependerá de las necesidades del mismo.

Al momento de volver a su jornada laboral, se vuelve ideal calcular el tiempo de ausencia y estimar que el bebé hará aproximadamente una toma por cada 3 horas. De hecho, muchos bebés mayores a los 3 meses esperan al regreso de su madre del trabajo, generando posteriormente una compensación alimentaria con mayor demanda. En ese sentido, las extracciones deberían contar con esa frecuencia.

Desde los servicios de Neonatología, Ginecología y Obstetricia y Pediatría del Sanatorio Allende, se brinda un espacio de preparación antes de la vuelta al trabajo, beneficiando la lactancia prolongada y disminuyendo el riesgo de complicaciones mamarias derivadas de la congestión del pecho. “De ésta manera logramos mantener el vínculo entre padres y el bebé, generando confianza y tranquilidad cuando llega el momento de la separación” explican las especialistas.

Ésta planificación contempla el armado de un stock de leche y el asesoramiento en relación a cómo continuar con las extracciones durante la jornada laboral, el traslado de la leche al hogar, tiempos de conservación y recipientes aptos para almacenar, entre otras sugerencias.

Doctora María Soledad Martínez - Servicio de Neonatología del Sanatorio Allende
Licenciada Laura Alemanni - Servicio de Ginecología y Obstetricia del Sanatorio Allende
Licenciada Gabriela Lucero - Servicio de Ginecología y Obstetricia del Sanatorio Allende


Información Útil

Ginecología y Obstetricia

Cerro / Nueva Córdoba


Edificio Cerro

Pedro Simón Laplace 5749, Esq Blas Pascal - Villa Belgrano- Córdoba

2° piso

Mapa
Edificio Nueva Córdoba

Obispo Oro 42 - Córdoba Independencia 757 - Córdoba

2° piso

Mapa

Notas Relacionadas

Nueva técnica para el tratamiento de cáncer ginecológico en Sanatorio Allende: ¿de qué se trata?

diciembre 3, 2023

¿Cómo identificar los distintos dolores abdominales en niños?

septiembre 26, 2023

Prevención del cáncer uterino: ¿cómo es el test molecular de HPV?

julio 26, 2023